¡Hasta siempre Padre David!

Las apoderadas del Taller de Rosarios, que se juntan dos viernes al mes a rezar y elaborar lindos Rosarios para la Primera Comunión y las Misiones, quisieron retratarse con el Padre David Mannekanti a ocho años de la creación de este taller, como un gesto de agradecimiento por su labor y como un homenaje de despedida.

Ello porque en los próximos días nuestro querido Padre David dejará el colegio para asumir otras funciones en la casa central de la Congregación, con sede en la calle Dardignac en el Barrio de Bellavista. A cargo del Taller de Rosario quedarán el Padre Luis y el Padre Lamberto.

Fue precisamente el Padre David quien hace casi ocho años impulsó esta iniciativa que ha tenido durante todo este tiempo a varias de nuestras mamás no solo juntándose para rezar el Rosario y venerar a la Virgen, sino que también elaborando miles de Rosarios para ser regalados en las primeras comuniones de nuestros alumnos de 4º Básico y para ser repartidos durante las Misiones.

Vaya un saludo cariñoso al Padre David de parte de las “chicas del Rosario” y, por supuesto, de todos nosotros.

¡Hasta siempre Padre David!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.